(662)2914574 / (662) 200 0072 gema@urbecapital.com.mx
Sufres de calambres? comer estos alimentos pueden ayudarte

Sufres de calambres? comer estos alimentos pueden ayudarte

Hace unos días dormía plácidamente  y en plena madrugada sentí un dolor agudo en mi pantorrilla derecha. Era como si luchara por irse hacia la parte delantera de mi pierna, o al menos así lo sentía. Este era un dolor que ya había sentido antes, era un calambre, pero yo sabía que hacer, saltar de mi cama y apoyar el pie en el suelo, sólo así mis pantorrillas volverían a su lugar y el dolor desaparecería. Calambres repetitivos Pero esa no fue la única vez que me atacó un calambre en un momento incómodo y que no lo esperaba. Unos días después, en mi rutinario viaje en autobús hacia el trabajo, me atacó un calambre en mi pie derecho. Y digo ‘me atacó’ porque eso es lo que parecía, una fuerza que sacaba los músculos de mi pie de su lugar y quería llevarlos a otro sitio. Ante la mirada de los pasajeros que me acompañaban en ese trayecto, tuve que sacarme la sandalia, levantarme y apoyar el pie en el pasillo del autobús por unos minutos, hasta que el dolor desapareció y mi pie volvió a la normalidad. Qué los provoca Los calambres me sorprendían cada vez más, fuere cual fuere la actividad que estuviese haciendo. Se me ocurrió que con la aparición de tantos calambres, mi cuerpo quería decirme algo. La verdad es  que había estado en régimen alimenticio los últimos meses. Como me estaba cohibiendo de comer cosas calóricas, era muy probable que hubiese dejado de comer algún nutriente que mi cuerpo estaba echando de menos y los calambres eran una forma de advertírmelo. Si faltan minerales a tu cuerpo, aparecen los calambres Cuando investigué en Internet...
Los 5 sentimientos tóxicos

Los 5 sentimientos tóxicos

“Nuestras emociones están ahí para ser sentidas, pero no para dominar nuestra vida, cegar nuestra visión, robar nuestro futuro o apagar nuestra energía, porque, al momento de hacerlo, se volverán tóxicas”. Un sentimiento puede transformarse en algo tóxico, causando grandes alteraciones en tus relaciones y vida, reconocer cuáles te privan de poseer la felicidad te ayudará a sanar y transformarlas en emociones positivas que te conduzcan a una vida plena y feliz, con una mejor calidad de vida. Los sentimientos no pueden ser controlados desde fuera, deben ser controladas desde dentro de tu propia vida. El apego tóxico. Es un sentimiento tóxico realmente peligroso, que debes erradicar, ya que te convierte en una persona emocionalmente manipulada y te lleva a sentirte incompleto e incapaz de alcanzar metas, pierdes toda la seguridad y fe en ti. Convertirse en una persona co-dependiente provoca sufrimiento por ser una persona adicta a las personas,  entregando al otro el control sobre tus emociones y decisiones. ¿Cómo saber si soy co-dependiente? Eres co-dependiente si eres una persona insegura, controladora y que duda de sus propias capacidades. ¿Cómo superar el apego tóxico? Es necesario que te pongas en primer lugar y te recuerdes que eres tú prioridad o Aprender a resolver por ti mismo tus conflictos. o Borrar de tu vocabulario expresiones como ‘no puedo’ por ‘aprenderé’. El enojo tóxico. Debe verse como una actitud que en determinados contextos te permite superar situaciones difíciles, por lo tanto, se trata de una emoción que bien gestionada puede serte de ayuda, sin embargo cuando el enojo se transforma en tóxico puede crearte muchos conflictos perdiendo muchas cosas y...
ALÉJATE DE LAS PERSONAS TÓXICAS

ALÉJATE DE LAS PERSONAS TÓXICAS

Las personas tóxicas son aquellas personas de tu alrededor que te dominan y controlan, y hacen caso omiso de tus necesidades y sentimientos. Normalmente se centran en sí mismos y no parecen estar interesados en ti en absoluto. Puedes preguntarte entonces: “¿Quién sería capaz de aguantar eso?”, pues, desgraciadamente, hay quien lo aguanta, a veces durante años o durante toda la vida. Es importante entender que la gente con la que convives, con la que te relacionas influye en tu mentalidad y desempeño. Por eso la importancia de buscar, de convivir con personas que te inspiren e impulsen a ser mejor. Lo fenomenal de esto es que una de las cosas más significantes que puedes controlar es la elección de quién permites entre a tu mundo, a quién le inviertes tiempo. Las personas que te rodean raramente tienen un efecto neutral en ti; o te ayudan a crecer, o te sabotean. Por esto es tan importante que elimines a las personas tóxicas y a los saboteadores. Sé que no es algo fácil enfrentar el hecho de que un amigo, un miembro de tu familia o tu pareja que lleva mucho tiempo contigo esté interfiriendo con tus metas. Es importante afrontar esta situación y actuar con base en ello, debido a que conforme más tiempo pasas con personas que no te apoyan ni te respetan, que te tienen envidia, resentimiento o son disfuncionales, menos valor tiene tu tiempo. No dañes tus momentos, tu vida. Parafraseando un proverbio chino: si te acuestas junto a un perro callejero, incluso por una breve siesta, despertarás con moscas que te seguirán a donde quiera...
La utopía de la “SUPER WOMAN”

La utopía de la “SUPER WOMAN”

Siempre es una buena oportunidad para hablarle a la mujer real, aquella que lucha por sacar adelante sus proyectos y ambiciones en todos los aspectos de su vida.   No hace falta explicar que formar un hogar, construir una familia, educar a los hijos, constituir un buen matrimonio y hacer que la vida funcione, es una tarea de titanes. Y si al panorama le sumamos la responsabilidad de cumplir en un ambiente laboral demandante y exigente, el escenario se complica aún más. La vida de hoy es similar a una carrera en la que enfrentamos obstáculos, hacemos sacrificios, emprendemos desafíos y estimulamos a otros para llegar a la meta. Actualmente, existen varias corrientes ideológicas acerca de la mujer, con las que necesariamente convivimos y que en oportunidades contagian nuestra manera de pensar, comportarnos y educar. Una de ellas es la tiranía de la imagen, que está llevando a la mujer al deseo de ser modelo en todo y para todo, por medio de una transición entre lo real y lo plástico, y al olvido de su esencia. La experiencia indica que una verdadera mujer que deja a un lado la obsesión, que puede establecer una conversación inteligente, que tiene un corazón amable y fuerte, se hace muy atractiva. Rescatar el verdadero significado del ser femenino Muchas mujeres van por el 10 en todos los terrenos, generando la utopía de la Super Woman, dentro de una sociedad en la que el consumismo se estimula constantemente planteando la felicidad como sinónimo de tener. Esta manera de ver la vida está llevando a que muchas mujeres se sientan agobiadas y pierdan de...
PEDIR BIEN…

PEDIR BIEN…

Hace poco recibí una lección sobre mi forma de pedir y de eso es que quiero contarles. Todo empezó con los gritos de alarma que empezaron a sonar en mi cabeza mientras yo con una sonrisa impávida le entregaba mi tarjeta de débito a la cajera del supermercado para que me cargara lo que seguramente era el último estirón de mis precarios ahorros. Durante varias semanas la cuestión económica había estado en estado fatídico, en letargo de muerte, sin índices de vida… en palabras coloquiales, estaba en bancarrota. No tenía ni la menor idea de cuándo volvería a recibir algún pago, parecía que tomaría demasiado tiempo ya que habían pasado meses sin ver caer una sola monedita en mi alcancía. Yo mantuve mi sonrisa y vi hacia las bolsas de compras tratando de bajarle el volumen a la estruendosa alarma que sonaba dentro de mis pensamientos, y de pronto otra idea alarmante llegó a mi mente ¿y si mi estufa se queda sin gas? Ciertamente acababa de comprar suficiente comida para pasar otra época de sequía, pero de nada me iba a servir todo eso si el tanque de gas se terminaba y yo sin dinero no podía pedir otro. ¿Eran 5 o 6 meses desde la última vez que compré uno? ¿Cuánto gas quedará? ¿Cuánto cuesta un tanque, digo, no tengo ese dinero pero supongo que podría conseguirlo? Llegué a mi casa y fui directo a revisarlo, había visto cómo mi abuela checaba cuánto tenía por moverlo tantito y calcularle el peso. Sin embargo, para mí era lo mismo el peso del tanque lleno que del tanque vacío,...