(662)2914574 / (662) 200 0072 gema@urbecapital.com.mx

EDITORIAL

La esencia de una mujer

 

Cuando hablamos de la mujer, ¿cuál es la primera impresión que nos viene a la mente? Seguramente esta nueva imagen de la mujer empoderada, la mujer profesionista, la mujer exitosa, esa mujer valiente y esforzada que se abre brecha en los senderos de la vida empresarial.

 

Si bien es cierto que la mujer de hoy ha demostrado ser capaz de lograr un sinfín de propósitos, demostrar su preparación para afrontar retos, su madurez para hacerse cargo de puestos directivos, su ímpetu de luchar y no rendirse, de seguir creciendo y lograr aún más en cada una de las áreas en las que se involucra; también es cierto que la esencia natural de una mujer siempre debe prevalecer, la mujer es corazón, armonía y confianza.

 

Es aplaudible todos los logros y alcances de las mujeres, y lo que aún le falta. Sin embargo, invito a las mujeres a seguir siendo ese lazo de unión y humanidad que puede lograr ser en donde quiera que se encuentre, la mujer con su naturaleza puede lograr que un grupo social se convierta en una hermandad, en un grupo de lealtad y compañerismo. Entregando y disponiendo su mente y corazón en todas las actividades. Esta docilidad combinada con la fortaleza de la mujer es lo que puede hacer que nuestra sociedad cambie para bien, que sea una sociedad con firmeza pero humana, cálida y fraterna.

 

Siendo, además, pieza importante dentro del hogar, la mujer debe prácticamente enfocarse en lograr ser ese agente de cambio que las familias de hoy necesitan, ser la paz, la dulzura, la guía y la imagen de integridad de nuestros hijos, quienes son los futuros ciudadanos de nuestro México. Es momento de hacer un alto y autoanalizarnos para reconocer qué estamos haciendo con nosotras mismas y para con nuestros seres queridos, pero sobre todo hacia dónde vamos y que queremos dejar a las nuevas generaciones. Ser congruentes con lo que hablamos y hacemos, obrar para edificar, para dar vida y dejar a un lado la apatía, la dejadez y la tibieza.

 

Define los aspectos principales que van a regir tu vida: familiar, profesional, social y de salud, tenlos muy presentes y camina para ellos. Recuerda siempre que debes ponerle amor a lo que haces, agradecer y dar en servicio a los demás.

 

¡El mejor momento para cambiar de vida es ahora!

Gema Fierro Esquer

Dirección Editorial