(662)2914574 / (662) 200 0072 gema@urbecapital.com.mx
“Sentido de Vida” Parte 2

“Sentido de Vida” Parte 2

En la publicación de la edición pasada, les estuve compartiendo acerca de cómo establecer un sentido a nuestra vida y haciendo un breve resumen les comentaba que este asunto del sentido de la vida muchos no lo pueden aceptar fácilmente, porque se aleja de los patrones tradicionales de lo que es el conocimiento, la ciencia o de lo que la investigación dice; ya que hablar del sentido de la vida corresponde más al tema del bienestar espiritual. Aprendimos también que algunas características de las personas que viven dentro de un sentido de vida, presentan algunas ventajas cómo: Viven más tiempo. Mejoran sustancialmente su calidad de vida. Se enferman menos o en caso de enfermarse las afrontan con más entereza. Pierden el miedo a la muerte y lo que es más importante, son supremamente resistentes a crear apegos emocionales de todo tipo. Se mueven más fluidamente y no suelen quedarse estancadas en idioteces. Son positivas, siempre aprovechando lo bueno de cada circunstancia. No viven en apegos hacia nada, ni mucho menos a nadie. El hecho de tener un sentido a nuestra vida, se puede dimensionar en dos puntos básicos: Autorrealización. Trascendencia. Durante la edición pasada estuvimos también comentando que la “Autorrealización”, se refiere a la capacidad de reconocer los talentos naturales que poseemos. Son esas habilidades con las que vivimos a cuestas, y muchas personas ni siquiera se han dado cuenta; o en el peor de los casos nunca se dieron cuenta. Pero hoy me enfocaré totalmente al punto 2 que es: La trascendencia Es cómo creer que se está participando en un proyecto universal y aceptar la importancia de...
Y esto, ¿Cómo se maneja? Las emociones y el duelo

Y esto, ¿Cómo se maneja? Las emociones y el duelo

Una pérdida viene acompañada por grandes cambios en nuestro ser, desde lo físico, emocional, espiritual, social, cognitivo y de comportamientos, los cuáles son normales debido a la perdida. Recordemos que las emociones no son buenas ni malas, por el contrario nos ayudan a adaptarnos a las circunstancias; las personas que están en proceso de duelo se enfrentan a emociones y sentimientos difíciles de asimilar, aceptar o comprender. Es importante reconocer nuestros sentimientos, no ignorarlos y sobre todo ser comprensivos con nosotros mismos porque tendremos días malos y otros peor que malos, pero también habrá días en los que sentiremos que el dolor va siendo más soportable, que hemos podido reírnos sin sentirnos culpables y que es menos difícil levantarse. Sentir y expresar es lo que nos va a permitir sanar poco a poco nuestra herida, cada persona tendrá su forma única y personal de manifestar emocionalmente su duelo, esto lleva su tiempo. Pero, ¿Es normal lo que estoy sintiendo, pensando? Es natural sentir Shock: La muerte de alguien cercano puede suponer una gran conmoción. Es frecuente sentir temblores, dificultad para respirar, boca seca, náuseas, opresión en la garganta y en el pecho, fatiga y un gran sentimiento de vacío.  Aturdimiento: Es probable sentir una incapacidad de llorar o expresar sus sentimientos y pensar que no es realidad lo que está pasando. Confusión: Incapaz de concentrarse o tener la sensación de haber perdido el control de sus vidas e incapaces de tomar decisiones. Toma un tiempo para aceptar la muerte y que la persona no va a volver. Hablar de la situación o asistir al funeral u otros rituales puede...
“Ya no estamos pa’ esos trotes”

“Ya no estamos pa’ esos trotes”

La tercera edad suele asociarse con una etapa pasiva del desarrollo humano, la sociedad nos ha vendido la imagen de la abuelita tierna cabecita blanca que se sienta en su poltrona a tejer, cuidar amorosamente de sus nietos y hornear pastel; mientras que vemos al abuelo sentado en su poltrona contando historias a los niños y dando consejos a los jóvenes. Idealizando de manera romántica aquella pareja de ancianitos sentados en el porche recordando los tiempos de juventud, cuando salían tomados de la mano en busca de ese rinconcito propicio para un beso o una caricia apasionada; sin embargo nos asusta y en ocasiones disgusta pensar que esa tierna pareja de abuelitos, pueda llegar a tener intimidad, o puedan pensar en tener un tipo de caricia sexual. Existen varios mitos y prejuicios sobre la vida en pareja en la tercera edad, hay quienes falsamente creen que llegar a cierta edad implica sepultar los sentimientos de deseo, atracción, placer y todo lo que dimensiona a este aspecto de la vida en pareja, sobre todo en la mujer ya que culturalmente las mujeres de esta generación fueron educadas con la creencia de que la sexualidad es algo pecaminoso, cuya finalidad es estrictamente el de procreación y una vez llegada la etapa reproductiva a su fin, se deben reprimir todo sentimiento de esta índole. Las parejas de la tercera edad viven su relación de manera más solida y objetiva que las parejas jóvenes, se han compartido los buenos y malos momentos, han superado crisis, acompañado durante diferentes pérdidas, teniendo así un nivel de compenetración que se logra con años de ser compañeros...
Reflexión: uno cosecha lo que siembra

Reflexión: uno cosecha lo que siembra

Un Empresario le dijo a su empleado: Quiero que me construyas una casa; aquí están los planos, ¡Quiero que la hagas conforme este diseño!… ¡No quiero que falte nada! El empleado tomó los planos y molesto porque le faltaban sólo 3 meses para jubilarse, comenzó a decirse: ¡Me faltan 3 meses para jubilarme y este hombre me da un trabajo para seis meses, pues lo haré!… ¡Pero voy a utilizar materiales de segunda, no me voy a esmerar mucho, haré lo que pueda, y así me quedará dinero para mi! Las columnas las hizo sin mucho esmero, usó materiales baratos y de segunda, en toda la edificación de la casa utilizo materiales no acordes a la estructura y solo se esmero en la fachada para engañar al dueño, y lo que podía saltarse en la fabricación lo hizo, de tal manera se “ahorraría” el tiempo que necesitaba normalmente para hacerlo y así irse lo mas pronto posible. Cuando terminó la edificación, se presentó el dueño y miró la casa, observó que habían algunos detalles pero se acercó a su empleado y le dijo: ¡Toma las llaves!… ¡Este es tu regalo!… ¡Por todos los años que me has servido!… ¡¡¡Esta es tu casa!!! ¿Cómo cree usted que se sintió este hombre al oír aquello? Él lamentablemente había cosechado lo que había sembrado… Moraleja: Todo lo que hagas hazlo con AMOR, no dañes a nadie, sé un buen ejemplo, da lo Mejor y recibirás lo Mejor… ¡La Vida es un boomerang, todo regresa a ti!… Porqué el primer cliente que tienes es tu integridad y él no se equivoca a la...
12 Impresionantes trucos de psicología que harán tu vida más fácil

12 Impresionantes trucos de psicología que harán tu vida más fácil

Si bien cada cabeza es un mundo, la realidad es que existen ciertos rasgos psicológicos y de comportamiento que todos compartimos y que, conociéndolos y sabiendo cómo, podemos usar a nuestro favor en un sin fin de posibilidades de la vida diaria. A continuación una lista de trucos psicológicos que te serán de gran ayuda. 1. ¿No estás seguro si le agradas a la persona con quien hablas? Elige una palabra y sonríe cada que tu interlocutor la use, o un sinónimo. Sí le agradas notarás fácilmente que la usará todo el tiempo. 2. ¿No toman en cuenta tu opinión? Cada vez que opines o comentes diles que fue tu padre quien de lo enseñó. Por alguna razón la gente suele creer inherentemente en los consejos de los padres, aún cuando no sean los suyos. 3. Se el mejor en “¡Piedra, papel, o tijeras!” Justo antes de jugarlo hazle una pregunta al azar a tu oponente. La confusión hará que, la mayoría del tiempo, diga ¡tijeras!. 4. Si quieres que los demás estén de acuerdo contigo sólo asienta mientras ellos hablan. Los patrones de comportamiento harán que la gente asienta de nuevo cuando sea tu turno de hablar. Foto: BeliefNet 5. ¿No puedes caminar porque el lugar está lleno de gente? La solución es muy sencilla; en lugares concurridos sólo mira de frente en la dirección a la que vas, la gente se apartará. La razón es simple: cuando el lugar está lleno de gente solemos observar los ojos de los demás para saber en que dirección van y movernos para evitar chocar con ellos. Foto: New York Times 6....