(662)2914574 / (662) 200 0072 gema@urbecapital.com.mx
Cómo salir de tu rutina

Cómo salir de tu rutina

Te damos diez consejos prácticos para romper la rutina y disfrutar del momento presente con ilusión. 1. En primer lugar, romper la rutina implica hacer cosas nuevas y diferentes porque cuando seguimos pegados a la costumbre, sufrimos de verdad por la inercia de la monotonía. 2. En segundo lugar, para romper la rutina tienes que pensar en ti mismo y en qué necesitas. Toma esa sensación de aburrimiento como un estímulo para romper las barreras y sentirte mejor contigo mismo. 3. No tengas miedo y explora por nuevos caminos que pueden llevarte a vivir grandes emociones intensas. 4. Si tienes un amigo que vive lejos al que hace tiempo que no ves puedes planificar una visita inesperada para darle una sorpresa. 5. Puedes organizar una sorpresa romántica para dejar con la boca abierta a tu pareja. El amor romántico se cultiva día a día. 6. Hazte un regalo a ti mismo y date un capricho especial que hace tiempo que te apetece tener. 7. No sólo puedes romper la rutina haciendo planes distintos sino también, haciendo planes cotidianos con gente diferente. Por ejemplo, puedes proponer ir al cine a un amigo con el que solo quedas a tomar un café. También puedes proponer a alguna de tus amistades que se apunte contigo a algún curso sobre un tema divertido, por ejemplo, risoterapia. 8. Para romper la rutina, anímate a explorar caminos diferentes en tu misma ciudad. Es bonito ser turista y explorar recorridos que se pueden convertir en un itinerario alternativo para ti. 9. Prepara un plato diferente de cocina. Puedes comprar un libro de recetas y seguir las instrucciones para convertirte en un perfecto cocinero. 10. Anímate a cambiar de...
¡Únete si te sientes orgullosa y feliz de ser mamá!

¡Únete si te sientes orgullosa y feliz de ser mamá!

Con razón estás cansada. Este estudio reveló cuantas horas trabajamos las mamás Todas sabemos que ser mamá es un trabajo de tiempo completo. Sí, es hermoso ver crecer a los pequeñines, educarlos, protegerlos de todos los peligros y ser un gran ejemplo para ellos. No obstante (y no me dejarán mentir) es MUY cansado: sin remuneración económica, sin días de descanso y sin vacaciones (de hecho, lo más cercano a las vacaciones que tenemos es ir al baño sin que una personita golpee la puerta incesantemente desde afuera). Instagram/lamamadelbebe ​Ahora, un estudio revela la cantidad de horas semanales que trabajamos quienes tenemos hijos. La firma Welch’s siguió a 2,000 mamás de niños entre cinco y 12 años en Estados Unidos y descubrió que la cantidad de horas que éstas dedican es de 98 horas semanales. Si 98 horas a la semana les parece poco, digamos que éstas equivalen a tener dos trabajos de tiempo completo mas uno de medio tiempo. Según Welch’s, la mamá promedio se levanta a las 6:23 de la mañana y no deja de trabajar hasta las 8:31 de la noche. ¡Y eso si tenemos la suerte de que los niños se vayan a dormir sin protestar! Además, de acuerdo con el estudio, las mamás tenemos un máximo de una hora y siete minutos solo para nosotras cada día. No es ninguna sorpresa que la mayor parte de las mujeres encuestadas sintiera que su vida es una sucesión interminable de tareas por realizar. 72% declaró que, debido a su acelerado ritmo de vida, es difícil darle a sus hijos comidas saludables. Se trata de un dilema que muchas tenemos:...
WORKAHOLIC: ADICCIÓN AL TRABAJO

WORKAHOLIC: ADICCIÓN AL TRABAJO

Escuchar la palabra workaholic pareciera una expresión negativa y se expresa para aquellas personas que tienen una fuerte motivación hacia su trabajo u oficio. La persona workaholic en pocas y sencillas palabras, es aquella que ama de una manera obsesiva el hecho de “trabajar”. Esta adicción tiene una conducta progresiva que no se explica por una necesidad laboral objetiva, sino por una necesidad psicológica; ya que pierde estabilidad emocional y se convierte en una adicción constante por ser cada vez más productivo. Es sin duda, la adicción más aceptada y justificada por nuestra sociedad, ya que es bien visto que una persona tenga comportamientos excesivos de trabajo. Las mismas personas dice: “es muy trabajador o trabajadora”; sin saber que puede estar pasando por una adicción al trabajo. Las personas workaholic suelen hacerlo sin sentir esa obligación y le dedican demasiado tiempo a su labor profesional, incluso se sienten mal si no lo hacen. Suelen negar el problema y este hecho hace que muestren desinterés por otras facetas de su vida como son: hobbies, relaciones personales, incluso la misma familia. Las estadísticas dicen que afecta en su mayor parte al sexo masculino entre los 33 y 50 años de edad y en ese rango un 38% de ellos trabajan más 10 horas diarias y 9 de cada 10 se lleva labores a su casa, incluso los fines de semana. Podemos comentar algunas características: Workaholic complacientes: Se caracterizan por ser menos ambiciosos y más sociables; para ellos la aprobación del jefe y de los compañeros de trabajo es de gran importancia. Workaholic controladores: Son ya independientes y ambiciosos; se frustran de...
La Pregunta que salvó mi matrimonio.

La Pregunta que salvó mi matrimonio.

“El verdadero amor no es desear a una persona, sino desear de verdad su felicidad, a veces, incluso, eligiéndola sobre la nuestra. El verdadero amor no es hacer del otro la copia exacta de uno mismo. Es cuidarle y querer el bien para ellos. Todo lo demás es simplemente una farsa de interés propio.” Mi hija mayor me dijo recientemente: “Cuando estaba pequeña, tu y mamá peleaban tanto que pensé que era mejor que se divorciaran. Pero agradezco muchísimo que hayan solucionado sus problemas.” Durante años, mi esposa y yo pasamos dificultades. Mirando hacia atrás, no estoy exactamente seguro de lo inició el distanciamiento, pero nuestras personalidades de repente no encajaban. Y cuanto más tiempo pasaba más extremas se hacían las diferencias. “La fama y la fortuna” no hicieron nuestro matrimonio más fácil. De hecho, exacerbaron nuestros problemas. Nuestra lucha se hizo tan constante que era difícil imaginar una relación pacífica. Llegamos a estar perpetuamente a la defensiva y al borde del divorcio, que más de alguna vez discutimos. Después de una fuerte pelea sentí que había llegado al límite, me sentía solo y frustrado. Entré a tomarme una ducha y me encontré gritándole a Dios, ya no podía más. Por mucho que odiaba la idea del divorcio, el dolor de estar juntos era simplemente demasiado. Estaba confundido. No podía entender por qué el matrimonio era tan difícil. En el fondo sabía que mi esposa era una buena persona, y que yo era una buena persona. Entonces ¿por qué nosotros no podíamos llevarnos bien? ¿Por qué me había casado con alguien tan diferente a mí? Me senté en la...
La muñeca María, su historia y simbolismo en la cultura mexicana

La muñeca María, su historia y simbolismo en la cultura mexicana

La muñeca María es una práctica artesanal que permite conservar la magia, ternura y humildad, de todas las personas que han mirado nostálgicamente su infancia a través de sus llamativos colores y representaciones regionales.   Las muñecas Marías, hechas de trapo y coloridos listones, animan una hebra de la mexicanidad mediante sus trazos y bordados. Si bien estas muñecas aparecieron como el resultado del sincretismo cultural entre el Nuevo y Viejo continente, se cree que las primeras muñecas, hechas con arcilla, palma y cabellos de maíz, acompañaban a los rituales sepulcrales de los niños como protección contra los malos espíritus. Tras la conquista española los juguetes novohispanos comenzaron a mezclarse con los de las culturas indígenas, resultando inevitablemente en una amplia diversidad de usos y costumbres. De esta mezcolanza llegó el trompo, la pirinola, los yoyos, los baleros, trastos de porcelana o figurillas de barro o madera; muñecas europeas de porcelana y muñecas de trapo…  Origen Estas muñecas de trapo conocidas como María, tuvieron su origen en Michoacán y Estado de México. Fueron elaboradas por el grupo étnico mazahua como una alternativa más económica y tradicional de los juguetes que se vendían en los mercados –principalmente de las muñecas de porcelana importadas de España–. Con el paso del tiempo, estas muñecas empezaron a representar a  las mujeres mazahuas que solían recorrer las calles de la ciudad de México y a quienes se les llamaba “Marías”. Se dice inclusive que esta es la razón por la que las muñecas, con listones de colores e indumentarias típicas de la región, se ganaran el nombre de “muñecas María”. Conforme la práctica se iba expandiendo a diferentes regiones del país, las muñecas de...