(662)2914574 / (662) 200 0072 gema@urbecapital.com.mx

EDUCAR CON VALORES ECOLÓGICOS

EDUCAR CON VALORES ECOLÓGICOS

Resultado de imagen para VALORES ECOLÓGICOSNuestro planeta, nuestra casa cada día más se destruye gracias a las actividades inconscientes de la humanidad, al desconocimiento de su entorno, a la falta de cultura y educación ambiental. Es por eso, necesario y prioritario educar en valores desde temprana edad a los niños, siendo los padres junto con los maestros y los gobiernos los principales responsables de iniciar esta tarea promovida desde el hogar, escuela y la comunidad, mediante valores que permitan cuidar el medio ambiente para un desarrollo sustentable: amor y protección a la naturaleza.

¿Y qué hacemos con los problemas ambientales que ya existen en la tierra? Hoy más que nunca, se debe educar para buscar un nuevo cambio de conducta o comportamiento, con la finalidad de convertir ciudadanos equilibrados con su medio ambiente y recursos naturales. Es decir, la humanidad debe sembrar los valores ambientales para lograr una relación de convivencia armónica entre el hombre y su entorno natural.

De lo contrario, la pérdida de valores humanos y en consecuencia la crisis de no involucrar valores ambientales en la sociedad, está destruyendo al medio ambiente, sus elementos naturales y la salud humana, siendo estos un papel fundamental para transformar un país y la sociedad, en un mundo donde reine el equilibrio ecológico para una mejor calidad de vida de todos.

Por consiguiente, los valores ambientales son los actos, acciones y comportamientos positivos del hombre con su medio ambiente, valorando y haciendo uso consciente de todos los sus recursos naturales. Son principios que orientan la conducta de las personas para que puedan convivir en una sociedad con comportamientos humanos en beneficios del planeta tierra.

 

Así como existen valores humanos y sociales, también estos se pueden aplicar en la naturaleza y entre los principales valores ambientales que debe fomentar toda la humanidad son los siguientes:

  • El amor ambiental, que es valorar, cuidar y conservar ese único hogar como la vida misma. Este valor es tan importante como el amor, se debe inculcar a los niños con el ejemplo de cómo se aman sus padres, para que ellos puedan reflejar ese amor respetando los entornos naturales, las plantas, los animales, los ecosistemas y todos los elementos para la vida en el planeta.
  • Amar el medio ambiente, es enseñarles a cuidar y conservar el aire, agua, suelo, flora y fauna, por lo que los padres deben relacionar a sus hijos con la naturaleza.
  • El respeto ambiental, apreciar y valorar el entorno cumpliendo las leyes que regulen los impactos negativos del hombre. Las parejas deben respetarse y valorarse como así mismo, para que sus hijos respeten a los que los rodean y a toda diversidad de seres vivos que existen en el planeta. Es decir, los padres deben enseñar a sus hijos a respetar los animales, cuidarlos y no destruir sus hábitats. Es importante enseñarles las leyes que protegen el ambiente y que deben cumplirlas para respetar y valorar la vida.
  • La responsabilidad ambiental, es un deber de cada ciudadano el proteger y mantener su ambiente en beneficio de sí mismo. Este valor al igual que el amor, son fundamentales para transformar el mundo actual, donde los padres deben enseñarles a sus hijos la responsabilidad de cuidar sus plantas y animales desde el hogar, así como alimentar, bañar y mantener sus mascotas en buen cuidado, al igual que las plantas debemos cuidarlas y no dejarlas morir. Del mismo modo, responsabilizarnos de sus comportamientos y conductas negativas con su entorno, revertiendo el daño con labores a favor del medio ambiente.
  • La conservación ambiental, cuidar y valorar los recursos naturales para las futuras generaciones. Valorar y hacer buen uso del agua, la electricidad, evitar arrojar basura a la calle. Explicar los padres a los hijos que el aire, agua, plantas y animales deben ser conservados para mantener el equilibrio del planeta.
  • Convivencia ambiental, relación equilibrada de paz entre el hombre y la naturaleza. Los niños y niñas deben comprender que se depende del ambiente y sus recursos para la existencia en el planeta. Por eso, se debe tener una relación de paz y armonía con la naturaleza. Que valoren y no destruyan los recursos vitales para seguir viviendo.
  • Sensibilidad ambiental, consideración y compasión ante los problemas que presenta el medio ambiente. Los padres deben sensibilizar a sus hijos con juegos ecológicos, cuentos, canciones, documentales, videos, entre otras actividades que les permitan reflexionar sobre la problemática ambiental que el mismo ser humano ha originado poniendo en riesgo la salud de todos y del planeta.
  • Participación ambiental, colaborar y ayudar en programas o campañas ambientales. Los padres deben participar conjuntamente con sus hijos en programas de educación ambiental, que les permita informarse y trabajar entre todos en la defensa y cuidado del medio ambiente. Que los niños formen parte de brigadas ambientales, campañas de reforestación y mantenimientos de áreas naturales, etc.Imagen relacionada

Como vez, la cantidad de valores humanos que puedan existir en la sociedad se pueden aplicar y poner en práctica con este hogar que el ser humano está terminando de destruir como lo es el planeta tierra.

Entonces, cada uno de estos valores debe existir en la vida de cada persona para asegurar su propia existencia y poder combatir con la problemática ambiental que amenaza la calidad de las generaciones futuras.

Sin duda alguna, los niños no pueden amar el medio ambiente sino aprenden a conocerlo primero, de ahí la importancia de que todos los padres fomenten en sus hijos la educación en valores ambientales, así como explicarles conceptos básicos relacionados con el ambiente, los recursos, la ecología, la tierra, la naturaleza, el desarrollo, la salud, entre otros temas de interés ambiental, y al mismo tiempo con el ejemplo enseñarles.

En definitiva, los valores con el medio ambiente se deben fomentar por medio de la educación ambiental como herramienta generadora de conocimientos y hábitos, que permitan con la activa participación de los padres, maestros, comunidades, gobiernos y todas las sociedades formar hombres y mujeres responsables con el cuidado de su entorno.

 

Por: Lic. Paloma Peñuelas Félix
Experta en Educación Ambiental
palomiux81@hotmail.com

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *