(662)2914574 / (662) 200 0072 gema@urbecapital.com.mx

COSMÉTICA SÓLIDA: REVOLUCIONANDO LA MANERA DE HACER COSMÉTICA

COSMÉTICA SÓLIDA: REVOLUCIONANDO LA MANERA DE HACER COSMÉTICA

La contaminación por la producción y consumo de plástico a nivel mundial es un problema muy grave que cada vez va en aumento y que nos concierne a todos. Se estima que del total de plásticos producidos desde 1950, sólo el 9% ha sido reciclado. En México, una persona consume más de 48 kilos de plástico al año. Por ejemplo, el uso anual de las bolsas de plástico es de más de tres trillones. De acuerdo a Greenpeace, esto ha ocasionado que más del 90% de las aves marinas contengan plástico en su estomago. Uno de los usos principales del plástico es la fabricación de envases para distintas finalidades, un ejemplo que es importante resaltar porque la mayoría, sino es que todas, somos participes de ello, son los envases cosméticos.

Resultado de imagen para Greenpeace, cosmeticos

Otro estudio elaborado por Greenpeace, encontró que muchos de estos envases cosméticos como exfoliantes, pasta de dientes y detergentes contienen pequeñas bolas de plástico llamadas microesferas, que terminan en los mares por medio del desagüe, porque debido a su diminuto tamaño, los tratamientos de aguas residuales no desaparecen. Por esta razón, urge empezar a generar acciones propositivas que ayuden a reducir y en un futuro no muy lejano a eliminar los plásticos de nuestras vidas.

En nuestra vida cotidiana estamos rodeadas de plástico, el plástico está en todas partes y pareciera complicado prescindir completamente de él, sin embargo, no es imposible. Cada vez existen alternativas ecológicas para reemplazarlo, así como personas que están interesadas en llevarlas a la práctica. Algunos le llaman el despertar de la consciencia ecológica, que no consiste solamente en evitar la contaminación por el uso de plásticos, sino en el respeto a los animales y hacia nuestro propio cuerpo utilizando productos 100% naturales y de origen vegetal.

Todas alguna vez hemos visto videos en nuestras redes sociales sobre cómo el plástico que consumimos termina afectando a los mares y a los animales marinos, lo que ha permitido que nos percatemos de nuestro impacto ambiental y empecemos a modificar algunas de nuestras prácticas para cuidar el medio ambiente. Aunque claro que la responsabilidad no cae completamente sobre nosotras, sino que es una cuestión de gobierno, empresas, sociedad civil y comunidad, sí es necesario empezar a hacer algo al respecto.

Imagen relacionada

Ahora la pregunta importante es: ¿Qué podemos hacer nosotras? Existe un movimiento mundial que busca eliminar la basura por completo de nuestras vidas, iniciado por la francesa Bea Johnson en 2008, que actualmente maneja su blog Going Zero Waste, donde propone las 5R: Rechaza, Reduce, Reusa y Rot (hacer composta con residuos orgánicos), y sí, todo en ese orden.

Entrevista a Kathryn del blog Going Zero Waste

Resultado de imagen para 5rPara muchas podría ser complicado porque el plástico está presente en cada parte de nuestras vidas, estamos muy acostumbradas a utilizarlo y simplemente desecharlo y volver a comprar. Estamos inmersas en esta lógica de consumo que está acabando con nuestro planeta. Pero, ¿cómo empezar? recomendaría buscar opciones en cada ámbito de nuestras vidas para eliminarlo, como comprar a granel en los mercados o tiendas llevando tus bolsas de tela siempre contigo. Empezar a utilizar y reusar envases de vidrio para almacenar alimentos y semillas. En lugar de servilletas de papel podemos hacer nuestras propias servilletas de tela con ropa que ya no utilicemos. Evitar el uso de popotes o bien, comprar popotes de acero inoxidable, y así ir imaginando nuevas opciones y compartirlas con las demás. También, el silicón de grado médico es una buena alternativa al plástico, existen vasos, platos y botellas colapsables de silicón que podemos cargar en nuestra bolsa y así evitar que nos sirvan el café o la comida en unicel. Una opción súper importante son las copas menstruales que cada vez más mujeres se animan a usarlas cambiando su vida completamente.

Un aspecto súper importante en nuestras vidas es la cosmética, los productos de limpieza que utilizamos en nuestro cuerpo con graves daños al medio ambiente, a nuestra salud y a los animales. Desgraciadamente, la mayoría de las marcas comerciales aun siguen probando en animales y con procesos industriales que afectan nuestra salud. No nos percatamos de la cantidad de residuos plásticos que estamos tirando cuando terminan nuestras cremas, champús y demás productos cosméticos que utilizamos.

La buena noticia es que ahora existen alternativas ecológicas en cosmética, que no solamente evitan el uso de plástico, sino que también utilizan ingredientes aprobados para cosmética natural, veganos, artesanales y lo mejor de todo hechos en nuestro país.

El movimiento Zero Waste también llegó a la cosmética. Lush, una marca inglesa que utiliza ingredientes frescos y de comercio justo como champiñones de portobellos, plátanos y aguacates, tiene la opción de formato sólido y plástico, para que las personas puedan elegir de acuerdo a sus necesidades. Esta marca es interesante porque además de ser productos hechos a mano, utilizan una variedad de colores que lo hace muy atractivo. Los contras, precios demasiado elevados de acuerdo a la cantidad del producto, con algunos de sus ingredientes de origen sintético. Sin embargo, hay que reconocer que aunque es una marca comercial, puso el ejemplo para que otras marcas empezaran a ofrecer productos de cosmética sólidos, sin envase, sin plástico: Zero Waste.

Imagen relacionada

Uno de los productos favoritos de la cosmética sólida es el champú. Este es una barra compuesta por hierbas finamente molidas de manera artesanal, con activos como aloe vera infusiones y aceites orgánicos de argán, jojoba o Resultado de imagen para cosmética sólida es el champú. lushsemilla de aguacate y aceites esenciales puros. Es un producto con una duración superior a los 2 meses, que ayudará a tu cabello a deshacerse de todos los químicos acumulados durante años. La crema sólida es una barra de mantecas y aceites vegetales infusionados con aromaterapia, que dejarán tu piel súper humectada e hidratada, sin ningún químico ni conservador, ya que no contienen agua. Además, podemos encontrar en formato sólido y sin envase: exfoliantes, acondicionador, pasta de dientes y enjuague bucal en pastillas, mascarillas, desodorante, bombas efervescentes para la tina, acondicionador corporal, aceites para tina, bálsamo labial, perfume, serum facial, henna para cabello y jabones faciales y corporales. Lo mejor de estos productos es que no terminan dentro del cuerpo de un animal marino, sino en tu piel, sin dañarla por los químicos, ya que al ser naturales estás alimentando a tu piel de manera orgánica y consciente.

En México, algunas marcas ya empiezan a manejar este tipo de alternativas sólidas, principalmente de champús, los cuales son súper prácticos para evitar que nos quiten nuestra botella de un litro de champú cuando llevamos nuestro equipaje de mano en el avión.

La imagen puede contener: comidaUna de las marcas pioneras en México de cosmética sólida es Indra Ecosmética, con productos hechos a mano, libres de crueldad animal, veganos, con el 100% ingredientes aprobados para cosmética natural, sin perfumes ni fragancias, sólo aceites esenciales puros, con precios justos y que busca básicamente eso, reducir nuestra huella ecológica. Puedes encontrar en su página de Facebook e Instagram como @indraecosmetica.

Podemos empezar por modificar nuestros hábitos desde prácticas muy sencillas que nos hagan reflexionar sobre el impacto que nuestro consumo diario tiene en el medio ambiente, pero también en nuestro cuerpo y salud. La tarea es compleja, hay mucho camino por hacer pero es necesario empezar a andar: nuestro cuerpo, los animales y el planeta no los piden a gritos. ¿Estás dispuesta?

 

Por: Yanelli Barojas Armenta
Maestra en ciencias sociales con especialidad en estudios socioculturales de salud
Colegio de Sonora
yanelli_barojas@hotmail.com

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *