(662)2914574 / (662) 200 0072 gema@urbecapital.com.mx

Por esta razón deberíamos dar más tareas domésticas a los niños que a las niñas

Por esta razón deberíamos dar más tareas domésticas a los niños que a las niñas

En la actualidad estamos luchando por eliminar la desigualdad y la violencia de género en todas las sociedades alrededor del mundo; sin embargo, este no es un trabajo fácil, mucho menos se logrará el cambio de un momento a otro. Pero, según un reportaje de The Washigton Post la desigualdad de género empieza desde la infancia, por ello, aseguran que deberíamos darles más tareas domésticas a los niños que a las niñas. ¿Por qué decimos esto? Te lo explicaremos a continuación.

Según un nuevo estudio de UNICEF, a nivel mundial, ellas invierten en este tipo de labores alrededor de 50% más de tiempo que sus hermanos, es decir, destinan 550 millones de horas del día, mientras que ellos 106 millones de horas menos.  Sin mencionar que en el Oriente Medio, África del Norte y Asia del Sur la diferencia de horas es mayor aún.

Tenemos que tener en cuenta que encargándole más labores domésticas a las niñas, no ayuda formar su carácter, tampoco hace que crezcan con aspiraciones labores, mucho menos que piensen en la independencia económica porque están creciendo en un círculo de desigualdad y para ellas empieza a ser algo totalmente natural ver las diferencias entre hombres y  mujeres.

 

“Los tipos de tareas normalmente realizadas por niñas – la preparación de la comida, la limpieza y el cuidado de los demás – no sólo establecen un escenario para generar cargas desiguales en momentos posteriores de la vida, sino que también limitan sus perspectivas y su potencial cuando aún son jóvenes”, se dice en el mismo estudio de la organización.

Estos hábitos no solo les impide hacer amigos y desarrollarse emocionalmente, pero sí contribuyen a ensanchar la brecha de género en el mundo académico y laboral porque crecen pensando que las mujeres han nacido para atender las tareas del hogar y los hombres no. Por ello, si realmente queremos llegar a construir un mundo de igualdad debemos educar conscientemente a las nuevas generaciones.

 

Para acabar con la desigualdad de género, UNICEF considera que el primer paso sería una distribución más equitativa de las tareas domésticas. “Las tareas domésticas y los patrones de género negativos deben ser abordados antes que se arraiguen en la edad adulta”, dice el estudio. Con esto queremos decir que si en casa hay un niño y una niña los dos deben tener las mismas responsabilidades, es ahí, donde se desarrollarán adultos conscientes y no futuros machistas o agresores.

http://www.wapa.pe/

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *