(662)2914574 / (662) 200 0072 gema@urbecapital.com.mx

DISEÑO Y EDUCACIÓN EN ARMONÍA

DISEÑO Y EDUCACIÓN EN ARMONÍA

Todos tenemos un niño del cual nos preocupa su desarrollo y educación; es por ello que en esta ocasión nos enfocaremos en diseño exclusivo para niños, pero en un entorno educativo y es que llegar al aula y encontrarse con mapas, líneas de números, formas, obras de arte y otros materiales con los que se tiende a cubrir las paredes del salón no siempre es lo más conveniente puesto que demasiada información visual, puede terminar alterando la atención y el aprendizaje en los niños pequeños.

Recordemos que ellos pasan mucho tiempo en el salón de clases y varios estudios han demostrado que el entorno de un salón puede afectar el aprendizaje, y es que analizando las aulas de educación preescolar y primaria encontraron que los niños en espacios muy decorados eran más distraídos, pasaron más tiempo sin prestar atención a la clase y demostraron tener pequeños avances en el aprendizaje, por el contrario; cuando se retiraron las decoraciones y se adaptó mejor el espacio; y ojo con ello no queremos decir que el salón debe estar vacío, sin decoraciones o ser un espacio aburrido; el objetivo de todo esto es saber escoger los elementos correctos para cada salón, hacer cambios frecuentes para que estos sean un estímulo al niño y no solo una distracción.

El objetivo es el uso adecuado de todos los elementos del diseño con el único fin de ayudar a los niños a vivir en espacios aptos para ellos en los cuales se sientan libres y cómodos para desarrollarse de la mejor manera posible en todos los aspectos, recordemos que la niñez es la etapa de formación más importante para un ser humano.

Utilicemos el diseño como una herramienta más para formar adultos responsables, autónomos, seguros de sí mismos; pero sobre todo FELICES.

Como lo comentaba anteriormente es importante que exista un ambiente de libertad para que el niño desarrolle su potencial creativo; también es relevante considerar el espacio y su distribución, ya que estos elementos contribuyen a las relaciones interpersonales que se dan dentro del aula, favorecen la construcción del conocimiento y contribuyen al éxito de las situaciones de aprendizaje y las relaciones sociales de cada niño.

Aprovechemos todas las ventajas que nos pude dar una buena distribución del aula, saber adaptar varios espacios para que los niños experimenten con un área de arte, un rincón de lectura, un espacio de juegos didácticos; en fin hay miles de posibilidades para las diferentes necesidades según la edad y las características del grupo; sólo es cuestión de saber utilizar los espacios a nuestro favor, ayudarnos de una buena iluminación tanto natural como artificial colocando distintos tipos de luz a partir de lo que queramos lograr con los niños, pues recordemos que una luz blanca con temperatura fría nos ayudara a que estén despiertos y atentos como por ejemplo; para los momentos en los que se necesita enseñar un tema nuevo, por el contrario una luz cálida nos ayudará a relajarlos y a trabajar con más tranquilidad como cuando es algún ejercicio de concentración o dinámicas de arte.

De la misma forma es trascendental utilizar los colores a nuestro favor, utilizar una gama de colores claros que nos ayuden a controlar la energía de los niños brindándonos con esto una calma natural en los niños y poder hacer uso de los colores en detalles que nos ayuden a mantener despierta la energía necesaria para las actividades y sobre todo avive la creatividad natural de los niños.

Todo esto aunado a una buena ventilación en el aula será un gran apoyo en el aprendizaje y desarrollo de los niños de preescolar (kínder) y primara por supuesto adaptándonos a las edades y necesidades de los niños.

Y es que dependiendo la edad es importante que interactúen con su entorno de distintas formas en donde este les brinde desafíos y metas a realizar solos y en equipo, con objetivos a corto, mediano y largo plazo.

Que tal poner una pared de dibujo en donde con trabajo en equipo y a lo largo de todo el ciclo escolar se logre un gran mural del cual los niños estén orgullosos y satisfechos de haber logrado crear algo con sus propias manos, que ayudaron a decorar su salón y con ello enseñarles que cualquier cosa que se propongan se puede lograr, que trabajando en equipo es una forma más fácil de llegar a los objetivos pero que de igual forma cada quien tiene que hacer su parte para llegar a un todo, enseñarles a cuidar el espacio que habitan, despertar en ellos la creatividad y además utilizarlo como método de relajación. Es un tiempo para ellos, en el que deciden colores, formas y de más opciones para que este proyecto se logre; son ejercicios en donde los haces tener un mayor sentido de responsabilidad y un compromiso en común con sus compañeros… y como tal hay un sinfín de actividades como esta que se pueden realizar a lo largo del ciclo en donde se involucre el espacio que habitan a diario, para hacerlos participes de la elección de una parte de la decoración de su salón con lo cual sabrán que son una parte importante de su entorno, que forman parte de un espacio especial para ellos.

Y con todo esto, no estamos sugiriendo de ninguna manera que esta es la respuesta a todos los problemas educativos, pero si es una herramienta que en ocasiones estamos desperdiciando al momento de formar adultos seguros, creativos, autónomos y sobre todo responsables de su entorno.

 

Por: Fernanda Grijalva
Lic. en Diseño y Decoración de Interiores
Directora de arte en: Fernanda Grijalva “Diseño interior”
feer.gp@gmail.com

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *