(662)2914574 / (662) 200 0072 gema@urbecapital.com.mx

Los cuatro errores más comunes del desayuno

Los cuatro errores más comunes del desayuno

La falta de tiempo es siempre la excusa que lleva a saltear la primera comida del día o a reducirla a la mínima expresión. Sin embargo, este es uno de los motivos del fracaso de las dietas y de problemas de alimentación. Por eso, acá te contamos cómo armalo.

Desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo”. Este dicho popular confirma la importancia que tiene el desayuno en una dieta equilibrada. Todos lo sabemos. Sin embargo, ¿cuánta importancia le damos! Acá, los errores más comunes.

 Saltearlo. Muchos consideran que es una forma de reducir la ingesta de calorías y por lo tanto, perder peso. Sin embargo, esto hace que se coma más en la siguiente comida. La opción cuando no hay tiempo: preparar un licuado que contenga proteína, como el que incluye leche de coco, banana o quinoa y tomarlo en el camino.

 Dejar afuera los cereales. Aportan vitamina B y minerales, favorecen la buena digestión y reducen el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Además, brindan la energía necesaria para comenzar y rendir bien durante el día.

 Tomar un desayuno pequeño e incompleto. Un desayuno saludable debería contener del 20 al 25 por ciento del total de calorías necesarias para una persona. Frutas, lácteos, cereales y grasas saludables como nueces, semillas o aceite de oliva, son los elementos fundamentales en esta comida.

 Incorporar grasas trans, sal y azúcar. Presentes en la mayoría de los productos industrializados y procesados, eleva los niveles de glucosa en sangre y se convierte en grasa que nuestro cuerpo acumula típicamente en cadera y abdomen.

Por: Rocío Río de la Loza, Health Coach mexicana
http://entremujeres.clarin.com/

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *