(662)2914574 / (662) 200 0072 gema@urbecapital.com.mx

¿Te sientes culpable por dejar a tu bebé en la guardería?

¿Te sientes culpable por dejar a tu bebé en la guardería?
Resultado de imagen para ¿Te sientes culpable por dejar a tu bebé en la guardería?Muchos padres tienen que dejar a sus bebés en guarderías para poder ir a trabajar. En muchos casos,los bebés sólo tienen unos pocos meses cuando este hecho se produce.
Esta situación suele ser angustiosa para los padres, que tienen que separarse de su bebé durante varias horas cuando antes nunca lo habían hecho. Asimismo, el hecho de dejar al bebé en manos de otras personas suele producirles mucha preocupación.
Muchos padres y madres llegan a tener un intenso sentimiento de culpa por dejar a su bebé en la escuela infantil.
Todas estas reacciones emocionales de los padres son normales y responden al hecho de que la separación de sus bebés se produce de manera temprana y forzosa. Realmente, padres e hijos necesitarían estar juntos, evitando esta separación, hasta que el bebé fuese más mayor.
Pero la realidad social y laboral obliga a las familias a tener que recurrir a guarderías o cuidadores para que el padre y la madre puedan cumplir su jornada laboral.
Los sentimientos de culpa y angustia de los padres se transmiten, de alguna manera, al bebé, lo cual puede dificultarle el llegar a quedarse tranquilo en la guardería. Por este motivo es importante que los padres reduzcan la ansiedad que les produce el dejar a sus bebés en la escuela infantil.

¿Cómo reducir los sentimientos negativos paternos hacia la guardería?

Para reducir o minimizar los sentimientos de culpa y angustia que produce el tener que llevar a un hijo a la guardería, los padres pueden llevar a cabo diversas acciones:
En primer lugar, es importante que se seleccione un centro infantil que ofrezca confianza a los padres. Se debe elegir el centro que más haya gustado por el trato que se les da a los niños, por cómo se trabaja, etc. Así, pues, el proceso de búsqueda de guardería es importante para que los padres estén lo más tyranquilos posible.
También es esencial que el niño acuda a la guardería durante períodos de tiempo gradualmente más largos. Es decir, que vaya períodos cortos de tiempo los primeros días y, poco a poco, se vaya aumentando la jornada. Esto favorecerá tanto al bebé como a los padres, que podrán irse acostumbrando paulatinamente a ratos de separación cada vez más largos.
Es interesante que los padres puedan conocer el centro por dentro, al personal que allí trabaja, a los compañeros de sus hijos… Si la escuela facilita el acceso de los padres al aula los primeros días, éstos se sentirán menos ansiosos ante la separación. Asimismo, para el bebé es fundamental haber tenido la experiencia en la guardería con sus padres antes de separarse de ellos. No todos los centros lo permiten, pero es innegable que favorece el proceso de inicio de la escolarización para toda la familia.
Los padres deben tener presente que están haciendo lo mejor para sus hijos dentro de las opciones posibles. La realidad de cada familia es distinta, las opciones posibles son diferentes, pero en todos los casos los padres deben ser conscientes de que están eligiendo la mejor opción para su bebé dentro de lo posible.
Aunque la mayoría preferirían ser ellos los que cuidasen de sus hijos, en muchos caso sus circunstancias no lo permiten. Es importante que los padres hagan un esfuerzo por aceptar esta situación y traten de experimentarla con la mayor tranquilidad posible.
Compartir sus sentimientos con otros padres que han estado o están en la misma situación puede ser liberador para los padres. Si hablan sobre cómo se sienten, comprobarán que otros se sineten de manera parecida ante el mismo hecho, podrán desahogarse y escuchar las experiencias de los demás. Esto ayuda a elaborar los sentimientos negativos, lo cual es positivo para poder manejarlos.
Asimismo, buscar y dedicar tiempo de calidad al bebé en los momentos del día en los que pueden estar juntos compensa, en cierto modo, el tiempo de separación. Es importante darle prioridad a los ratos que se comparten con el bebé, aunque esto suponga renunciar o dedicar menos tiempo a otro tipo de actividades.
En conclusión, es lícito y comprensible que los padres se sientan culpables o angustiados por tener que dejar a su bebé en una guardería. Sin embargo, aprender a controlar y reducir estos sentimientos negativos es importante tanto para los adultos como para el bebé.
Mónica Serrano
http://www.psicologiaycrianza.com

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *