(662)2914574 / (662) 200 0072 gema@urbecapital.com.mx

ALIMENTACIÓN Y HÁBITOS SALUDABLES

ALIMENTACIÓN Y HÁBITOS SALUDABLES

La Organización Mundial de la Salud define SALUD como “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades. (OMS)

¿Cuántas veces te has propuesto comenzar un nuevo año más saludable con alimentación sana y actividad física? O bien, ¿cuántas veces tú que practicas el running, crossfit, yoga, futbol, basquetbol, natación o sea cual sea tu deporte, has puesto en tu lista de propósitos de año nuevo tener hábitos más saludables para un mejor rendimiento deportivo?

Es probable que sea el tercer nuevo año que deseas iniciar tu plan de alimentación y tu rutina de ejercicio, quizá todos los domingos por la noche piensas que mañana es un buen día para comenzar a cuidarte y todos los lunes a medio día ya se te olvidó cuando decidiste no desayunar por las prisas y de pronto te encuentras sentado frente a ese pedazo de pastel con ese café de vainilla con azúcar.

Muchas personas que intentan bajar de peso se encuentran en dificultades durante este proceso, debido a que ponerse a régimen no solamente consiste en dejar de comer esto o el otro o en el querer ir a correr o caminar, sino que ponerse a dieta consiste en eliminar y depurar también una serie de patrones, hábitos mentales y algunas actitudes fuertemente arraigados en la conducta de la persona.

En la mayoría de las ocasiones, las dietas fracasan porque no se tiene un adecuado acompañamiento emocional. Y es que, además de una pauta alimentaria, es necesario una guía emocional que les ayude durante todo el proceso a descubrir aquello que les limita su bienestar y, muchos casos, su salud.

Es importante tener claras las razones por las que deseamos bajar de peso, iniciar algún tipo de ejercicio o mejorar nuestro rendimiento deportivo, pues estar convencido de ello va a tener una influencia positiva para nosotros, incrementará nuestra voluntad, evitando así que actuemos de forma mecánica, condicionada o impuesta.

Los malos hábitos alimenticios están influenciados en la mayoría de los casos por el denominado factor emocional. En ocasiones las dietas dependen de ciertos estados de ánimo como el estrés o la tristeza, por eso a la hora de empezar una dieta se debe tener en cuenta las necesidades particulares de cada persona.

Cada día es más evidente que tener buenos hábitos de alimentación es clave para obtener un peso saludable que nos ayude a prevenir enfermedades tales como: diabetes, hipertensión y problemas cardiovasculares.

La única forma de alcanzar ese peso óptimo (no ideal), es mediante un plan dietético que tenga en cuenta las necesidades particulares, no sólo a nivel físico, sino también de gustos y estilo de vida. Así el porcentaje de éxito para alcanzar tu objetivo ya sea por salud, mejorar tu rendimiento deportivo o por cambiar tus hábitos en alimentación y actividad física seguramente será mayor.

Puntos claves

  1. Las metas específicas y realistas son las más factibles.

Cuando se trata de lograr un cambio, las personas que tienen éxito son aquellas que fijas metas realistas y específicas. “Voy a realizar ejercicio 3 veces por semana 30min” es una meta más factible que “Ya voy a comenzar a hacer ejercicio todos los días” El que puedas atenerte a una determinada meta facilita este proceso.

  1. Se necesita tiempo para que un cambio se convierta en un hábito establecido.

Probablemente tomará un par de meses antes de que un cambio como levantarte hora antes para hacer ejercicio o preparar tu desayuno. Eso se debe a que tu cerebro necesita tiempo para acostumbrarse a la idea de que tu nuevo hábito es parte de tu rutina regular. Lo que adquirimos durante meses o años no lo podemos eliminar al primer día.

  1. Consolidar cambios de conducta.

Modificar: La expectativa respecto a la cantidad y calidad del peso que se quiere perder. Ya que perder peos muchas veces no significa que se haya perdido grasa. El peso, incluso cuando se realiza una dieta, no desciende sistemáticamente en cada pesaje, sino que además de mostrar fluctuaciones diarias de la mañana a la noche, también puede estancarse durante varios días. Es por esto que el hecho de pesarse sistemáticamente puede empeorar el estado de ánimo de la persona e incluso hacer que pierdan el control, especialmente si no se cuenta el resultado esperado en la báscula.

Proponer: Un programa de alimentación personalizado, equilibrado y hecho a la medida que respete los gustos de cada cual y en el que ningún alimento esté prohibido.

Estimular: La práctica de alguna actividad física que sea compatible con su estilo de vida y que le guste, pues éste es un momento importante en la regulación del peso. La actividad física moderada causa cierto cansancio físico que facilita un mejor descanso e incrementa la calidad del sueño. Un factor también importante para el control del peso porque se asocia con la correcta regulación de las sensaciones de hambre y saciedad.

Asimismo, la actividad física también modera el apetito y sirve para controlar los estados emocionales de ansiedad y depresión que pueden llevar a muchas personas a una ingesta de alimentos hipercalóricos como una forma de calmar los nervios a corto plazo.

Crear: Nuevos contextos para el establecimiento de los nuevos hábitos y esto es fácil comprometiendo a toda la familia.

  1. Complacer a otras personas no funciona.

La clave para hacer que un cambio sea permanente es encontrar el deseo de que esto ocurra dentro de ti, tienes que hacerlo porque realmente lo quieres, no porque un amigo, amiga, entrenador, padre u otra persona quiere que lo complazcas o porque todo mundo lo hace. Será más fácil mantenerte enfocado y motivado cuando mantienes firme el objetivo personal.

  1. Los impedimentos no significan fracasos.

Las equivocaciones son parte del proceso de aprendizaje a medida que entrenas tu cerebro a pensar de una nueva forma. Puede que te tome varios intentos alcanzar tu meta, pero eso no importa, es normal que te equivoques o que te rindas algunas veces cuando intentas hacer un cambio. Simplemente recuérdate a ti mismo que debes de continuar en el cumplimiento de tus metas.

Por: LCN. Ana E. Luna
Antropometrista ISAK 2
Nutrición Deportiva

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *