(662)2914574 / (662) 200 0072 gema@urbecapital.com.mx

2016, ¡EL AÑO EN EL QUE FUISTE GRANDE!

2016, ¡EL AÑO EN EL QUE FUISTE GRANDE!

Realmente sí que la regué en este año. Al menos 50 veces hablé cosas que no debía. Confieso que todo el año llegué tarde a mi primera cita del día. Dejé inconcluso algún trámite legal que no recuerdo ni de quién era. Dejé sin contestar mi teléfono a un amigo sólo porque estaba demasiado a gusto viendo la televisión. Y como parte de mi castigo por todo eso engordé 4 kilos respecto del año anterior.

¡Pero vaya que aún a pesar de todos los pronósticos, fue padrísimo vivir este 2016! En este momento borraré de mi mente todas esas fallas en las que estaba pensando y creo que también lo deberías hacer tú. Las fallas sólo sirven para aprender de ellas, pero seamos honestos, ha sido puro lloriquear en vez de aprender (por eso las 200 repeticiones del error) así que mejor enfoquémonos en lo bueno.

Resultado de imagen para feliz

Este año MUCHAS VECES te sentiste BONITA, no, que digo bonita, te sentiste LA MÁS BONITA DE TODAS. En más de tres ocasiones te arreglaste el cabello, te montaste en los zapatos, te pasaste el rubor por tus mejillas y al poner el brillo en tus labios frente al espejo pensaste ¡Quedé HERMOSA! Sí, este año has recordado que tú eres una mujer divina.

Con una mayor frecuencia con la que un beisbolista tira un home run, tu ESTE AÑO TE SUPISTE AMADA. No sólo varios extraños fueron amables contigo al entrar en el mini súper sino que también bastantes veces fuiste abrazada con amor, una vocecita dulce te dijo TE AMO y un regalo inesperado llegó a tus manos como recordatorio de LO VALIOSA QUE ERES.

Aunque andabas a las carreras todos los días, corriendo de un lado a otro para cumplir con mil compromisos propios y ajenos, este año te SUPISTE ÚTIL y hacer bien tu labor te hizo sentir satisfecha con tu vida, al fin te has dado cuenta que TU EXISTENCIA MEJORA LA VIDA DE OTROS.

Resultado de imagen para feliz

Este año fuiste sorprendida bastantes veces quedándote sin dinero y descubriste que hay muchas cosas para disfrutar que EL DINERO NO PUEDE COMPRAR. Seguro llegó el punto en el que al ver tu cuenta en ceros tuviste que hacer memoria de lo que te haría falta en los siguientes días y de pronto descubriste que nada de eso era indispensable para vivir. SONREÍSTE Y ESPERASTE CONFIADA.

Sin duda este año te enfermaste de algo, y encima cuando estabas sana te tocó visitar a algún enfermo, notaste la fragilidad del cuerpo humano y nuestra mortalidad te hizo derramar más de una lágrima. VOLVISTE A SER CONSCIENTE DEL VALOR DE TU VIDA y del tiempo que pasas con las personas que más amas. También pensaste en DIOS cuando te diste cuenta que HAY MUCHAS COSAS QUE TU NO PUEDES CAMBIAR, PERO QUE ÉL SÍ.

Pienso que este año te reíste con mayor soltura que nunca, que este año te aceptaste más a ti misma, que te convertiste en una versión suave y tersa de un motor todoterreno, y con la mayor gracia posible asumiste múltiples roles.

Este año puedes sentirte orgullosa, definitivamente en el 2016 fuiste GRANDE.

Por: Lic. Denisse López Moran
Especialista en asesoría jurídica
denisselpz@hotmail.com

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *